Tesalónica

Golfo de Tesalónica
Golfo de Tesalónica

Tesalónica se encuentra en la desembocadura de una llanura de tres ríos que van a parar al Golfo Termaico. Es la segunda ciudad más grande de Grecia y capital de Macedonia con  una población de 1.550.000 habitantes. La ciudad se sitúa al final del valle Ardar, en el golfo de Tesalónica, emplazada en la vía Egniata que conectaba la acrópolis con la costa.
La ciudad fue fundada por el Rey Casandro de Macedonia en el año 316 a.C. aproximadamente cuando unifica  26 aldeas para formar la nueva ciudad que bautizó con el nombre de su esposa (hermanastra de Alejandro Magno).

La ciudad de Tesalónica es una ciudad con bastante historia, ya que por ella han pasado varios imperios como el imperio romano, el imperio bizantino y el imperio otomano, pero ya en 1912 tras la Primera Guerra Balcánica pasó a formar parte de Grecia.

Esta ciudad está llena de cultura donde se puede contemplar gran variedad de monumentos, además de elegantes cafeterías y bares.

En las laderas y la parte baja está la antigua ciudad turca que fue destruida en 1917, pero reconstruida posteriormente  donde se aprecian bellos ejemplos de la época bizantina como la Iglesia de San Jorge y el Arco de Galerio más conocido con el nombre de “Camara”.
Desde la colina de la acrópolis se puede admirar las increíbles vistas que posee la ciudad.
Otra de las cosas importantes que se pueden ver en Tesalónica son las murallas de la época helenística rodeadas de imponentes fortificaciones.
Tesalónica también ofrece a sus visitantes una gran variedad de museos. Si se desea profundizar en el patrimonio macedonio es recomendable visitar el Museo Arqueológico que aloja una gran colección de objetos religiosos y esculturas. En el Museo de Cultura Bizantina se puede ver  una colección de esculturas, frescos y mosaicos además de una gran variedad de iconos religiosos ortodoxos del siglo XIV al siglo XVIII.
Un monumento de obligada visita en Tesalónica es la iglesia bizantina de Santa Sofía, es  digno de admirar por su enorme cúpula y el mosaico de la Ascensión.
También está la opción de conocer un poco de cultura contemporánea de la ciudad durante el Festival Internacional de Cine que se celebra en noviembre, o bien visitar  el Museo del Cine, el Auditorio de la ciudad o el Teatro Nacional de la Grecia septentrional.
Tesalónica  posee unas magníficas playas como Chalkidiki o Pieria de fácil acceso desde la ciudad, además, un sorprendente ambiente nocturno con numerosos restaurantes de alta calidad.

El clima es mediterráneo, en invierno es frío debido a los vientos provenientes de la estepa rusa. El tiempo empieza a ser caluroso desde junio hasta septiembre disfrutando días con mucho sol especialmente en las islas griegas.
En cuestión de cultura puede compararse con Atenas, pero debido a la influencia oriental que tiene es palpable en la gastronomía y en el estilo de vida relajado.