Las Islas Griegas

Playa de Skiatos en la isla de Skopelos (Islas Sarónicas)
Playa de Skiatos en la isla de Skopelos (Islas Sarónicas)

Si algo caracteriza a Grecia, al menos en el imaginario colectivo, eso son sus islas y el Mar Egeo. Y Atenas, y su cultura, por supuesto, pero las islas griegas están incrustadas en la imaginación europea y mundial. Un reguero de islas áridas pero no desérticas; sin montañas pero con colinas; con el dulce aroma de la gastronomía en el ambiente y los frescos vinos siempre abiertos. Islas con viento y molinos, todas con playas de arenas claras y aguas siempre turquesas.

Existen varios archipiélagos en Grecia. Las Jónicas al oeste en el Adriático; el Dodecaneso (Rodas) al este, lindando con Turquía; Creta al sur cerrando el Mar Egeo y lo suficientemente grande como para ir por libre; y al norte las islas de Samos y Quíos. Todas bellas, todas típicamente griegas. Y no obstante, nos hemos olvidado del archipiélago más puramente egeo: Las Cícladas.

Las Cícladas, el centro del Egeo.

Todo el centro del Egeo está ocupado por este archipiélago que sirve de nexo de unión entre Atenas, el Peloponeso y Creta por un lado, entre la Grecia continental y el Dodecaneso y Turquía, por otro. Más de 250 islas e islotes componen el archipiélago, pero sólo 24 están habitadas. Esas 24 islas son, junto a Atenas, Creta, Rodas y las jónicas, el centro del turismo griego.

Las Cícladas como toda la península griega, asía Menor y el Oriente Próximo, han sido origen de numerosas civilizaciones, cruce de culturas, zona de conflictos, etc. De ahí sus vestigios siempre interesantes, yacimientos de micénicos, minoicos, griegos, romanos, bizantinos, otomanos, venecianos, etc…

Además de la historia las Cícladas poseen un clima envidiable, playas atractivas y una diversidad de ambientes que atraen todos los años a cientos de miles de turistas. Desde la calma romántica de Santorini, con su caldera volcánica rota por la erupción que sirvió para crear mitos bíblicos y la Atlántica, hasta Mikonos la de la fiesta las 24 horas del día. Pasando por islas como Naxos, Kos, Andros, Tinos, las playas de Paros, Milo, Ios, la tranquila Kea…

Junto a los paisajes, la fiesta y la historia, las Cícladas ofrecen gastronomía, vinos y bebidas típicamente griegas y al tiempo combinadas con influencias turcas, árabes, italianas, lo que da al archipiélago un aroma especial.

Recorriendo las Cícladas.

Ciertas islas como Mikonos, Santorini y Kos, cuentan con vuelos directos desde España y otros países europeos, con lo que es factible un viaje relámpago para pasar un fin de semana largo.

Otra opción es viajar a Creta o Atenas y después continuar nuestro periplo saltando de una isla a la otra. Hay vuelos internos entre Atenas o Heraklión y los aeropuertos de Santorini, Mykonos, Naxos, Kos/Cos, Siros, Milos o Paros.

Pero quizá lo más recomendable es hacer el trayecto entre Atenas o Creta y las Cícladas en Ferry. Las conexiones son múltiples, así como los horarios. Eso nos permite realizar un viaje más personal, escogiendo las escalas y su duración.

Para más información visite nuestra página de ferries.

Dónde dormir, hoteles, hostales y B&B

Sobre el alojamiento, no tendrán problemas en las islas principales que poseen un parque turístico envidiable. En las islas más pequeñas hay menos hoteles, pero también más flexibilidad y la posibilidad de un turismo diferente.

Si desea realizar una reserva, visite nuestras páginas de alojamiento.

Mykonos.

La isla de Mikonos es uno de los destinos más importantes de las Cícladas. Isla bella como las demás, pero conocida sobre todo por su fiesta nocturna y su ambiente de club ibicenco. La música electrónica y los jóvenes la ocupan todo el año, pero sobre todo cuando el tiempo ya es agradable. Pueblecitos de casas encaladas y cúpulas azules. Molinos y puertecitos pesqueros. Y frente a Mykonos la pequeña isla de Délos, de gran importancia arqueológica e histórica.

Dado el interés de Mykonos, hemos creado una sitio Web especial para ella. Entren pues en la página de Mykonos.

Viajar a Mykonos.

Santorini.

La también llamada Thera o Thira, es el resto de un inmenso volcán que estalló provocando una catástrofe climática en todo el Mediterráneo oriental. Sus efectos, maremoto, lluvia de cenizas, bajada de la temperatura, pudieron ser claves para la creación del mito de la Atlántica y el mito de las plagas de Egipto que aparecen en la Biblia.

Hoy Santorini es una bellísima isla, con las puestas de sol más reputadas del archipiélago en Oía, con su vino característico, y sus paisajes volcánicos, una arquitectura reseñable y restos minoicos al sur de la isla.

Al igual que con Mikonos hemos decidido crear una página especial para Santorini. Visítenla y obtengan toda la información para organizar su viaje a la isla de la Atlántida.

La página de Santorini.

A continuación les mostramos un listado de las principales islas del archipiélago de las Cícladas, así como sus superficie:

Naxos 429,78 km²
Ándros 380,04 km²
Paros 196,30 km²
Tinos 194 km²
Milo 160,15 km²
Cos 128,97 km²
Amorgos 126,34 km²
Íos 109 km²
Mykonos 105,18 km²
Siros 101,9 km²
Citnos 100,18 km²
Serifos 75,21 km²
Sifnos 73,94 km²
Santorini 73 km²
Antíparos 45,18 km²
Síkinos 42,51 km²
Anafi 40,37 km²
Kímolos 36 km²
Folégandros 32,21 km²