Rutas por Atenas

Residencia Zappeion, en los Jardines Nacionales de Atenas (Foto Flickr de gichristof)
Residencia Zappeion, en los Jardines Nacionales de Atenas (Foto Flickr de gichristof)

Atenas, cuna de la civilización occidental, ha sido habitada desde finales del siglo 4 a.C.. Los periodos de prosperidad de la ciudad se alternaban con épocas más oscuras, y sin duda, la era más gloriosa fue el siglo 5 a.C., con la famosa Democracia de la Edad de Oro de Atenas.

Actualmente, tenemos la gran suerte de ver el legado que dejó la historia de Atenas. Además, se han habilitado rutas peatonales que conectan los 6 principales lugares arqueológicos de la ciudad, y nos permite caminar sin coches durante unos 4 km aproximadamente, por las calles Dionysiuo Areopagitou, Apostolou Pavlou y Ermou.

Lo mejor para disfrutar plenamente de los tesoros que nos ofrece Atenas, es llevar un buen mapa y no perdernos los puntos clave de la ciudad.

1. Ruta por la Atenas Neoclásica

Tiempo estimado: 1 hora

Itinerario: La ruta por la Atenas neoclásica empieza en el edificio del Parlamento, en la Plaza Syntagma, y continúa por la calle Panepistimiou, donde podemos admirar los edificios de estilo neoclásico. A continuación, pasamos la librería Stoa tou Vivliou y llegamos a la Bolsa de Valores de Atenas, y concluimos nuestro paseo en la capilla Bizantina o Agii Theodori detras de la Plaza Klafthmonos.

Carácter: La edad clásica dejó una gran huella en la historia de Atenas, incluso siglos después cuando la ciudad se convirtió en la capital del estado moderno de Grecia. Arquitectos griegos y extranjeros se inspiraron en la gloria de los tiempos clásicos y diseñaron edificios públicos monumentales para la Atenas moderna. La imponente arquitectura neoclásica es un lazo entre el pasado y el presente.

Puntos de interés: El edificio del Parlamento, Iliou Melathron, la Catedral Católica, la Clínica Oftalmológica, la Academia, la Universidad, la Biblioteca, Arsakeio, y la Iglesia Bizantina de Agii Theodori.

De la Plaza Syntagma hasta la Plaza Klafthmonos

Al empezar nuestra ruta por la Atenas Neoclásica en la Plaza Syntagma, nos encontramos en el centro de Atenas. El Parlamento está abierto a los visitantes, al menos la Galería Eleftherios Venizelos, y la cámara de debates. Una vez visitado el Parlamento, lo dejamos a nuestras espaldas y caminamos por la calle Panepistimiou, o más correctamente, la calle Eleftheriou Venizelou (los atenienses siguen nombrando la calle con su antiguo nombre).

Prácticamente todos loes edificios de la calle tienen su propia historia, como el Iliou Melathron (Palacio de Troya), residencia privada del arqueólogo Heinrich Schliemann, diseñada por el arquitecto Ziller. El edificio se puede visitar para admirar las pinturas inspiradas en Pompeya.

Después de cruzar la calle Omirou, encontramos la Iglesia Católica de Agios Dionysios, con la fachada de mármol. Es una combinación del Renacimiento, Cristianismo y características neoclásicas, del arquitecto Lysandros Kaftantzoglou. El siguiente edificio que llama nuestra atención es el Ofthalmatreio o clínica Oftalmológica, también diseñada por Lysandros Kaftantzoglou. Tiene una austera fachada decorada con cerámica.

AL otro lado de la calle, tenemos una gran librería construida en mármol y cristal. se trata de la librería más grande de Atenas, llamada Eleftheroudakis. Continuando nuestra ruta, encontramos la “trilogía neoclásica”: la Academia, la Universidad y la Biblioteca Nacional, que representan los ambiciosos intentos de los arquitectos del siglo XIX para dotar a la ciudad de grandes edificios. La Academia, construida en dos fases (1859-1863 y 1868-1885), fue diseñada por el arquitecto danés Theofilos Hansen.

La Universidad, construida entre 1839 y 1864 y diseñada por Christian Hansen, tiene una característica pintura en al fachada que representa el nacimiento de la ciencia en Grecia. Finalmente, la Biblioteca Nacional diseñada por Theofilos Hanses bajo la supervisión de Ernst Ziller, fue terminada en el siglo XX, y se trata de la biblioteca más importante de toda Grecia.

Enfrente de estos tres edificios, tenemos la Casa Amarilla, residencia de la familia Soutsos-Rallis y que rompe con la estética de la época. Fue terminada en 1843 y es un ejemplo de la arquitectura burguesa.

Siguiendo nuestra ruta, tenemos el complejo Arsakeio, de Lysandros Kaftantzoglou. En la entrada por la calle Pesmazoglou, entramos en Stoa tou Vivliou, dedicada enteramente al comercio de libros.

Si continuamos por la calle Pesmazoglou, cruzamos la calle Stadiou y llegamos a la calle Sofokleous, donde encontramos la Bolsa de Valores de Atenas. A continuación, tomando la calle Aristeidoi, llegamos a la pequeña plaza donde se encuentra la iglesia bizantina Agii Theodori, que data del siglo XI. Las paredes están construidas con el mismo patrón de la época bizantina pero en una escala menor. Esta pequeña iglesoa recuerda el periodo en que Atenas era sólo una pequeña ciudad lejos de la capital, Constantinopla.

2. Ruta por la historia y aristocracia de Atenas

Tiempo estimado: 1h 30min

Itinerario: Comenzando por el Palacio Presidencial, cruzando los Jardines Nacionales y el Zappeion, llegamos a las columnas del tempo de Zeus y el Arco de Adriano, la frontera entre la ciudad nueva y vieja en la época romana.

Carácter: Se tata de un oasis verde en el corazón de Atenas, con árboles perennes y edificios clásicos únicos que combinan la Grecia antigua y el mundo moderno.

Puntos de interés: Calle Irodou Attikoi. los árboles perennes de los Jardines Nacionales, el encanto clásico de el Zappeion, el Arco de Adriano.

Aristocracia e Historia

Empezamos nuestra ruta por la Atenas Aristocrática en la calle Irodou Attikou. Esta calle alberga el Palacio Presidencial, diseñado por el arquitecto Ernst Ziller (que fue una vez casa del heredero al trono), el Palacio Maximos (Residencia oficial del Primer Ministro) y otros apartamentos orientados hacia los Jardines Nacionales, donde viven algunas de las familias más ricas de Atenas.

Originalmente denominados Jardines Reales, Los Jardines Nacionales fueron pagados en 1839 por Amalia, la primera reina de Grecia, para crear un jardín para el entonces Palacio Real. 500 especies de plantas de todo el mundo fueron llevadas al jardín, a pesar del clima seco de Atenas.

Para saber más sobre los jardines, tenemos el pequeño Museo Botánico en un edificio neoclásico entre los jardines, perteneciente al reino de Otto. en los Jardines Nacionales además existen numerosos puntos para los niños, como librerías y otros equipamientos.

Desde el interior de los Jardines Nacionales, seguimos las señales que indican donde se encuentra el Zappeion. si continuamos nuestro camino, tenemos el Estadio Kallimarmaro, más conocido como el Estadio Panathinaiko, que albergó en 1896 los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna. el Zappeion, con sus cuidadas avenidas y estatuas, es uno de las expresiones más características del espíritu neoclásico en la creación de espacios públicos abiertos. El edificio se usa para exposiciones y eventos importantes.

al lado opuesto del Zappeion, encontramos las columnas del Templo de Zeus, y detrás, el Arco de Adriano. Esta ruta nos lleva más allá, por la calle Vasilissis Olgas. A 400m tenemos la calle Anapafseos, entrada del Primer Cementerio de Atenas, el lugar para entierros más histórico de la Grecia moderna. Las tumbas más populares son las de Melina Mercouri y Sofia Afentaki.

3. Ruta por el corazón de Atenas

Tiempo estimado: 2 horas

Itinerario: Siguiendo las rutas peatonales a lo largo de Dionysiou Areopagitou, las calles Apostolou Pavlou y Ermou, caminado por los lugares arqueológicos más importantes: El Olympeion, la Acrópolis, la antigua Ágora y el Cementerio de Kerameikos.

Carácter: La organización para la unificación de los lugares arqueológicos de Atenas, ha creado un importante itinerario peatonal, el mejor en el centro de Atenas.

Lugares de interés: La vista de la Acrópolis desde las terrazas de la calle Dionysiou Areopagitou, el Odeion de Herodus Attikus, el mosaico del inicio de la calle Apostolou Pavlou.

Calle Dionysiou Areopagitou

Durante décadas, los arqueólogos han soñado con enlazar los lugares arqueológicos del centro histórico de la ciudad, y la primera fase ha sido completada. Un gran museo al aire libre está tomando forma ya que podemos visitar el Tempo del Zeus Olímpico, la Acrópolis, la colina Philopappou, la antigua Ágora y el Cementerio de Kerameikos.

La ruta comienza frente al Templo de Zeus, en Dionisioi Areopagitou. Los 100 primeros metros albergan apartamentos de la post-guerra, pero cuando llegamos a la calle Vyronos, tenemos la estatua del General Makrygiannis. Justo al lado opuesto vemos el edificio de piedra Weiler, en honor al arquitecto alemán, uno de los primeros edificios públicos de la capital del joven estado de Grecia (1834). Actualmente, alberga el centro de Estudios de la Acrópolis, y en la parcela de al lado se ha construido el Nuevo Museo de la Acrópolis. La estación de metro de esta zona, cuenta con restos arqueológicos de las excavaciones en al construcción del metro.

En este punto podemos apreciar la Acrópolis en todo su esplendor. Detrás, tenemos el famoso Partenón. La ruta continúa por las laderas del sur, donde podemos ver algunos restos entre los árboles, y unas casas del siglo XIX y XX, algunas de ellas construidas en el periodo entre las guerras.

Tomamos un desvío para ver el Odeion Herodes Atticus, el Herodeion, donde tienen lugar eventos importantes del festival de Atenas, parte del Festival Helénico, durante el verano. El Herodeion tiene forma semicircular, una imponente fachada de 18 metros de altura, y puede acoger 6000 espectadores. Fue destruido en el 267 d.C. por los Herulae, bárbaros germanos.

Si continuamos nuestra ruta por Dionysiou Areopagitou, a la derecha encontramos el Santuario de la Ninfa. Un poco más alante, entramos en la calle Apostolou Pavlou, y disfrutar de las vistas a la Acrópolis.

Desde Apostolou Pavlou hasta las calles Thisseio, Ermou y Gazi.

Si nos dirigimos hacia abajo, en dirección a Areios Pagos, la antigua Ágora, y por supuesto, la Acrópolis, a nuestra derecha vemos un estupendo mosaico con un complejo diseño geométrico. A la Izquierda tenemos la colina Pnyx donde se llevaban a cabo las Asambleas populares de Atenas.

Llegamos a la plaza Thisseio, fin de la zona peatonal. Donde vuelve a haber tráfico, tenemos el Centro Cultural de Atenas Melina Mercouri, en una antigua fábrica conocida como Poulupoulos. La planta superior alberga una muestra de la antigua Atenas, una veraz reconstrucción de la calle comercial en el siglo XIX.

Si volvemos a la calle Apostolou Pavlou, llegamos a la plaza Asomaton, con una pequeña iglesia bizantina llamada Agio Asomaton, del siglo XI d.C. Desde aquí, la calle Ermou vuelve a estar libre de coches, y en las cercanías tenemos el Museo moderno de Cerámica y la sinagoga más grande de Atenas.

En este punto llegamos a la imponente zona industrial de Gazi, en la calle Pireos. El ayuntamiento la ha transformado en un centro de actividad cultural llamado Technopolis.